Booktrailer

Tomar conceptos del mundo audiovisual y atraerlos a la literatura es algo siempre interesante en lo que pensar y puede dar lugar a buenas ideas. Lo hemos hecho ya en Diludia al reivindicar un uso más extendido del color en lugar del omnipresente blanco y negro, o al acuñar el término de writing-of como análogo al de making-of. En esta ocasión quiero hablar de un caso en el que, ahora sí, el mundo literario está adoptando una práctica del mundo audiovisual: el booktrailer.

Un tráiler de una película es un vídeo resumen de corta duración, desde unos segundos hasta dos o tres minutos, que presenta una sinopsis. Tiene una función muy clara de marketing. Generalmente cuenta lo mínimo de la trama como para generar curiosidad en el espectador, cuidando el no revelar detalles cruciales. Es decir, no suelen contiener "spoilers".

Lo más habitual es encontrarse con un tráiler en el cine, como un anuncio previo a la película que hemos ido a ver. Sin embargo, cada vez más se emiten por televisión e internet. Además, es un género publicitario que se ha extendido a las series y a los videojuegos. Y a los libros, donde han tomado el nombre propio de booktrailer.

Por lo general, y aunque puede haber de todo, un booktrailer presenta la historia desde dentro. No es un reportaje donde hable el autor o editor, sino que habla directamente el libro, habla su contenido. Esta característica de mostrarse desde dentro es precisamente la más interesante y la que hace radicalmente diferente un buen booktrailer de un anuncio comercial al uso. Un anuncio clásico diría algo anodino como por ejemplo "ya a la venta la nueva nueva novela de Fulano de Tal, una historia sobre el reinado de los Reyes Católicos que te asombrará", y probablemente añada otra información como el título, la editorial o dónde comprar el libro y utilice imágenes de la portada o del autor. En definitiva, un anuncio clásico nos da información útil desde la realidad. Sin embargo, un booktrailer es diferente porque incluye ficción en sí mismo. Tendrá una banda sonora acorde con la temática del libro. Nos mostrará a Isabel, a Fernando, la conquista de Granada o a Cristóbal Colón. Probablemente el booktrailer muestre algunos rótulos que nos digan "una novela de Fulano de Tal" o "ya a la venta aquí y allá", pero en mensajes claramente separados de la ficción.

El booktrailer me parece una herramienta deliciosa y un ejemplo perfecto de cómo los conceptos generados en el mundo audiovisual pueden tener una vida fructífera en el ámbito literario. Aún no está suficientemente explotado y creo que no hemos alcanzado todas la posibilidades del booktrailer. Pero se está popularizando y aquellos que entienden bien el paradigma de la literatura en internet, de la literatura líquida, ya utilizan y ofrecen el booktrailer como un servicio editorial más. Me refiero a empresas como Bubok o proyectos como www.bookmovies.tv.

¿Qué futuro le espera al booktrailer? Aunque suelo escuchar recomendaciones para elegir mis lecturas, más de una vez he buscado un libro absolutamente al azar, a ciegas, guiándome sólo por lo que me sugiriera el título o la portada. El elemento del booktrailer creo que es una gran aportación, tanto en máketing como en la apertura de la literatura a nuevos terrenos. Os dejo un vídeo a modo de ejemplo, para ilustrar este post precisamente con un booktrailer. Os animo a compartir en los comentarios a este post enlaces a booktrailers que os hayan gustado, de libros que hayáis leido o que hayáis hecho vosotros mismos.

Vídeo enlazado de YouTube

Añadir nuevo comentario