Diluditeca: "La margen incierta"

El libro de hoy en mi pose habitual a lo "facebook"

La margen incierta es un libro de relatos de terror publicado recientemente por Saco de Huesos. Tengo la suerte de conocer a su autor, Fernando Lafuente. En cuanto coincida con él le pediré que me lo firme, este ejemplar debe ocupar un lugar en mi biblioteca dedicada.

El texto de la contraportada de La margen incierta clasifica el libro en la temática de terror social. No es un terror que tenga como objetivo generar pesadillas o dificultar el sueño, no es un terror que ponga sistemáticamente al lector en el lugar de la víctima (aunque a veces sí lo hace). Estos cuentos generan una reflexión y tienen una componente social. Lo sobrenatural y alucinante se mezcla con conceptos como el ecologismo, la igualdad, el capitalismo o la justicia. Estos conceptos funcionan bien en escenarios actuales y corales, y son precisamente esos los que más abundan en el libro. Carreteras y ciudades vistas con distintos grados de zoom abundan en los cuentos de Fernando Lafuente. La empatía con el lector se establece unas veces a través de un protagonista individual ("...esto que cuenta me puede pasar a mí") y, otras, a través de un protagonista producto de la sociedad ("...esto puede pasar en mi entorno"). No se trata, ni mucho menos, de terror romántico, no veremos castillos, lobos, dráculas, monstruos ni espíritus al uso, tampoco veremos las versiones modernas de zombies en ciudades apocalípticas o vampiros en las élites sociales. No soy ningún experto en los géneros más tenebrosos de la literatura, pero creo que no me equivocaré si considero estos cuentos como muy originales.

La estructura de los cuentos es notable. Casi me pareció oír el “click” en varios puntos de lectura donde se descubría el encaje de piezas. Se agradece leer historias bien trabadas, con una combinación muy acertada entre lógica y sorpresa. Todos los planos están cuidados: la propia historia que se cuenta, la estructura del relato y el uso de elementos que, en ocasiones, transcienden al texto y se convierten en guiños entre autor y lector.

Este libro viene a sumarse a otros dedicados a los cuentos que he leído últimamente, como Lectores aéreos de Gabriella Campbell, Breves notas para una eternidad descubierta, de Juan Miguel Lorite, Cuentos pacientes de Goizeder Lamariano o El conde Lucanor de Don Juan Manuel. Todos ellos están contribuyendo a mi afición por la literatura breve, esa que puede consumirse en un trayecto de metro. La margen incierta de Fernando Lafuente presenta varios cuentos cortos y un texto sustancialmente más largo que el resto. Lo mismo ocurre con los recopilatorios de Goizeder y Gabriella. En esta ocasión, se trata de Te visitará la muerte, un relato que, desde su formato impreso tradicional en papel de toda la vida, me ha sabido transmitir una banda sonora como si el libro de papel tuviera un conector para unos cascos: mi subconsciente no paraba de recordar el tema de Obús del mismo título que el cuento. Este es uno de los guiños, uno de los que capté, ¡y qué bien sienta volver a estas canciones! Supongo que habrá otros guiños que me pasaron desapercibidos y que cada lector que se enfrente a esta margen incierta identificará los suyos.

Añadir nuevo comentario