Lucía

Ideas para Lucía (2)

 

A principios de verano de 2014 redacté el planteamiento de un cuento que tenía como protagonista a Lucía, una bombilla de filamento incandescente que se enfrenta a la obsolescencia. El inicio del cuento me pareció que tenía muchas posibilidades, pero pasé un tiempo sin avanzar más. Un poco más tarde, en octubre de 2014, decidí abrir un brain storming en Diludia para buscar “ideas para Lucía”. Escribí un post (que puedes ver aquí) en el que incluí las primeras líneas del cuento y pedí ayuda abiertamente a la comunidad para continuar con la historia.

Hay algo que no hice bien porque no he recibido ideas. Pero por otro lado yo mismo he retomado el asunto en algunas ocasiones y veo varias posibilidades. Incluyo a continuación el inicio del cuento (con letra azul) y paso después a comentar las opciones que estoy considerando.

Ideas para Lucía

Mañana te cambian. Ginebra era una lámpara sofisticada y de diseño, pero nada refinada cuando hablaba. Lucía agitó nerviosa su filamento interno antes de contestar.

—¿Ah, sí? ¿Por qué dices eso?

—Por la caja de bombillas nuevas de bajo consumo que hay encima del aparador. —Ginebra quiso señalar, pero sus formas eran redondas y perfectamente simétricas, como la obra de un alfarero, y sólo pudo hacer un ligero ademán con el cable.

—Sí, ya veo —respondió Lucía—. Bueno, hay que dar paso a las nuevas generaciones, vienen mucho mejor preparadas y son más eficientes, desde luego. Pero, vaya, creía que al menos me dejarían hasta que me fundiera.

—Pues parece que no. ¿Qué piensas hacer?

Lucía sintió vértigo, como si se le aflojara la rosca del casquillo, y quedó callada y pensativa. Estaba triste pero, por otro lado, llevaba muchas horas de funcionamiento y le vendría bien un cambio de aires. Ginebra, al no escuchar respuesta inmediata de la bombilla, continuó hablando.

—Quizá te pongan en la terraza o en el trastero. O a lo mejor te fundes mañana mismo.