multimedia

El Último Refugio en Twine

 

¿Habéis probado ya Twine? Yo sí. ¿Para qué vale? Aunque aún no lo he investigado en profundidad, diría que para escribir hiperficción explorativa con texto y elementos multimedia. Por decirlo de otra manera, hiperficción explorativa es ficción al estilo de “Elige tu propia aventura”, y los elementos multimedia son esos a los que ya estamos tan acostumbrados en Internet de imagen, sonido y vídeo. En definitiva, Twine es una herramienta estupenda para crear historias, que entiende perfectamente lo que es la ficción en la era de Internet.

Desde que volví de la Feria del Libro de Londres tenía ganas de probarlo. Una buena manera de ver qué es Twine capaz de hacer es probando y viendo algunos resultados. He creado una prueba que podéis ver directamente desde un ordenador conectado a Internet a través de este enlace: http://diludia.com/twineries/el_ultimo_refugio.html

Aunque Twine es una herramienta sencillísima, tengo que reconocer que he invertido varias horas en crear ese ejemplo, pero hay que tener en cuenta varios factores. La primera vez que se utiliza algo, se tarda, porque hay que aprender. El primer texto de Word tarda en completarse, porque podemos pasar minutos y minutos navegando por las opciones de los menús hasta encontrar lo que queremos. Igualmente en Twine uno puede gastar más o menos tiempo aprendiendo a utilizarlo mientras crea una historia. Yo me he empeñado en utilizar imágenes y en introducir sonidos, y eso lleva un ratito. Además, no sólo he creado la historia en mi ordenador, sino que la he subido para que esté disponible en Internet para cualquier persona del mundo, y eso añade unos minutos más a la puesta en marcha.

Ponle una campana a tu relato

Me gusta la radio porque es omnidireccional, deja las manos libres y libertad total de movimientos. Además, la radio no condiciona el espacio, ¡cuántos hogares tienen un televisor presidiendo el salón! La escucho de vez en cuando, a ratos muy breves, pero casi todos los días.

El pasado viernes 20 mi rato de radio coincidió con una entrevista a Eliseo Martínez, de la asociación de Campaners de la Catedral de València. Eliseo trasmitió su pasión por las campanas y dejó algunas muestras de lo que es sin duda un gran patrimonio cultural de oficios, comunicación y tradiciones. Existen distintos tipos de toques de campana, repiques, volteos, y un buen número de mensajes diferentes que puede transmitir un campanario a su pueblo. Los toques, dentro de unas pautas, admiten cierta variación que permite al campanero imprimir su personalidad, lo que hace este arte mucho más rico.